Archivo del Autor: pelo verde de miles

Acerca de pelo verde de miles

doy clases de física y biofísica hace montones de años. A principios del 2009 cordiné un taller sobre "usos sexistas del lenguaje en las
Minientrada

leo sobre conectivismo y me acuerdo de una compañera de carrera virtual que hace 15 días no tiene teléfono ni internet en su casa… NO ES UNA PARADOJA, en todo caso es el derrumbe de una ilusión.

reflexiones sobre educación 2.0, conectividad y la mar en coche op1

Anuncios

Reflexiones sobre Coelaboración en Educación

Estándar

 

En el texto introductorio al curso se nos propone en un momento


Para pensar juntxs
¿Cómo la tecnología facilita que las comunidades y sus miembros
exploren, expresen y definan una identidad común?, ¿Permite la
tecnología entender y revelar cómo el dominio de una comunidad
se relaciona con otros dominios, individuos, grupos,
organizaciones?

Mientras investigo como “embeber” la entrada en esta pantalla, lxs invito a clickear el link para escuchar el primer esbozo de mis respuestas, muy preliminares y desprolijas, un borrador urgente que apuesta al aprender haciendo y al deponer orgullos y pudors. ¡dejen sus comentarios!

 

http://voicethread.com/book.swf?b=3148546

 

Para quienes no están en el curso, el articulo de marras es

ANDREOLI, Silvia (2012). “Módulo introductorio: Herramientas y escenarios para la co-elaboración” material producido en el marco del curso Herramientas para la co-elaboración en Educación. (2° ed.) del Programa Virtual de Formación Docente del Centro de Innovación en Tecnología y Pedagogía dependiente de la Secretaría de Asuntos Académicos del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires.

Puede consultarse en http://campuscitep.rec.uba.ar/pluginfile.php/77923/mod_resource/content/3/ED_HCEE_M%C3%B3dulo%20Introductorio.pdf

cpc12c1 inclusión y retención universitaria, cuestión pendiente

Estándar

encontré este artículo en la edición digital de página 12 de hoy “hay un espacio de inclusión excluyente” que me pareció bien interesante sobre la deserción principalmente de quienes son “primera generación universitaria” y un poco más. La entrevistada es docente de la UNGS, una universidad que, hasta donde sé, tiene una muy alta proporcion de estudiantes de primera generación (perdonen la redundancia).

 

http://www.pagina12.com.ar/diario/universidad/10-193001-2012-05-01.html

 

 

 

En el artículo no se habla específicamente del uso o las posibilidades  de las TICs, pero creo que

1.- el artículo es suficientemente interesante y tiene méritos de todas maneras, sobre todo para quienes somos docentes en los primeros cursos del ciclo universitario, porque corre el foco de los puntos débiles de las y los estudiantes para pensar desde politicas universitarias (en proyecto aún) globales.

2.- al final de la entrevista publicada, se menciona las “comunidades de aprendizaje”, y creo que esta forma de sociabilidad puede o podria manejarse muy positivamente a traves de los recursos TIC cibernéticos e internéticos.

 

¿qué opinan? espero sus comentarios.

y hasta me arriesgo a hacer una propuesta: crear un grupo de docentes que nos interesa comprometernos a trabajar y pensar estas cuestiones en el ámbito del CBC UBA… es muy probable que cosas por el estilo ya existan, estoy bastante poco al tanto de los proyectos universitarios mas allas de lo que pasa en mi propia aula y si ustedes saben algo les pido que me comenten.

 

les dejo saludos

 

sonki

fusilada por lesbiana

Estándar

¡¡ Basta de lesbofobia para mi y para tod@s ya!!

sumá tu firma contra la lesbofobia. ey! no es solo para lesbianas, los odios no dejan a nadie a salvo

Sumá tu firma en los comentarios

Fusilada por lesbiana


Fusilada por lesbiana. Ni la prohibición, ni los tabúes pudieron  con el deseo de Natalia. Con su deseo que desobedeció el mandato heterosexual. Con su cuerpo que ni la injuria ni la discriminación cotidiana pudieron controlar. Con su vida erótico-afectiva que los procedimientos sutiles y silenciosos de las instituciones no pudieron rectificar. Por lesbiana. Natalia Gaitán, pobre, de 27 años, residente en la ciudad de Córdoba, recibió un balazo de la fálica escopeta  del padrastro de su novia el sábado 6 de marzo. Fusilada. Fusilado el cuerpo, fusilado el deseo, fusilado el impulso vital. Fusilada por lesbiana.


La lesbofobia hace estragos en nuestras vidas. Sus manifestaciones van desde la negación sistemática de la existencia, la compulsión a la mudez, la violencia del insulto, las miradas amenazantes o reprobatorias, los golpes y violaciones, el encierro en las casas, la expulsión de los hogares, el deseo de muerte por parte de padres y madres, la patologización inmediata, el temor a perder la tenencia de lxs hijxs, la burla cotidiana, la pérdida del trabajo, la desocupación por  falta de “buena presencia”, hasta el asesinato liso y llano. Desde una infinidad de formas de extorsión que pretenden –y logran- convertir en horror una y muchas vidas, hasta la muerte marcada con la legitimidad que se da a sí mismo el pistolero y una ambulancia que tardó demasiado en llegar.


El asesinato de Natalia muestra cuán represiva es la ley heterosexual cuando los mecanismos institucionales de normalizaciòn no pudieron controlar ese deseo, esa atracción erótico afectiva que las instituciones siguen patologizando aunque a veces se llenen la boca de “los mismos derechos” y “el mismo matrimonio”. Hoy escuchamos muchos discursos progresistas cruzarse al hablar del matrimonio entre personas del “mismo sexo”, discursos que ni siquiera nos nombran porque no pueden decir “lesbiana”. Hay algo que es claro, la lesbofobia no se soluciona con más de lo mismo.


No sólo el fundamentalismo heteronormativo/heteropatriarcal, con su oposición a la legalización del aborto, a las leyes de educación sexual y a tantos otros derechos, desarrollan una política del odio; éste también se esparce en cada retícula de la vida diaria.  Allí donde nos quieren hacer creer que somos como cualquier otra persona, que gozamos de plenos derechos individuales, mientras nos piden decoro y silencio a cada paso, mientras pretenden encerrarnos en el “cerquito de la felicidad gay friendly”, mientras hacen de cuenta que no existimos.


En el año del bicentenario, en este país que conmemora aquella gesta patriótica que instituyó el primer gobierno propio,  se matan lesbianas, esas que deciden vivir un deseo propio. La escopeta se llama heterosexualidad obligatoria. Los perdigones se llaman lesbofobia y nos alcanzan a todxs.


Habrá quienes digan “una muerte más de una mujer” ocultando a propósito que Natalia era lesbiana, habrá quienes llorarán por las resonancias de ese proyectil en otros cuerpos, habrá quienes sangrarán con la intensidad de la exigencia de castigo al que gatilló, habrá quienes impulsen figuras jurídicas que incorporen el crimen de odio, habrá quienes  marcharán por las calles exigiendo justicia, habrá quienes gritarán el nombre de Natalia para conjurar la rabia, habrá quienes escribirán comunicados y declaraciones denunciando  el régimen heteronormativo. La herida no puede ser suturada porque es la memoria de la norma. Entonces, lo que no puede haber, por Natalia, por su novia, por nosotras, por nosotros, por nosotr*s,  es silencio.



¡¡ Basta de lesbofobia para mi y para tod@s ya!!

sumá tu firma en los comentarios de esta entrada (paciencia! tengo que aceptarlos para que se vean)

14 de febrero… es domingo pero igual trabajamos

Estándar

REVISTA BARUYERA, UNA TROMBA LESBIANA FEMINISTA PRESENTA OTRA VERDADERA HISTORIA…

HACÉ CLICK EN TAN VALIENTIN 7 PARA CONOCERLA, CON ILUSTRACIONES Y TODO

HACÉ CLICK EN HACÉ LENTEJUELAS CON ASTILLAS SI QUERÉS VERLA EN EL SCRIBD Y BAJARLA A TU COMPU PARA DIFUNDIR, MARCAR, BLABLABLA

HACÉ CLICK ACÁ baruyoaldia blog para conocer un poco más sobre la revista y los demás proyectos en que andamos

HACE CLICK ACÁ baruyera wordpress para conocer un poco más del proyecto y bajarte las revistas gratis si no pudiste conseguir las verdaderas joyitas que son las revis impresas

tan valientin 7

hacé lentejuelas con astillas

hedwig y the angry inch… mirar teatro, sentir carne, pensar fuerte

Estándar

HEDWIG AND THE ANGRY INCH

Comentario de Revista Baruyera, una Tromba Lesbiana Feminista

HEDWIG, una persona transexual “fallida”, resulta ser la más famosa cantante invisible de punk rock de EEUU. Acompañada por al banda que ella misma creó “THE ANGRY INCH” en la que se destaca su compañero: un varón trans (interpretado genialmente por Melania Lenoir) llegan a Argentina para dar una serie de recitales.

Hedwig, hermosa, fuerte, firme, juega de principio a fin con la fantasía hermafrodita (que sabe un juego, no una certidumbre) y la metáfora de Adán y Eva, versión cristianizada, occidental y moderna, de otros mitos más antiguos que –a propósito y como tantas otras cosas, fueron “olvidados” compulsivamente, para disciplinar imaginaciones y hacer dóciles los cuerpos- calza al dedillo para contar en clave popular la sensación de ser una persona que puede recrear a otra desde y con su propia carne.

Si intentáramos una lectura simplista, diríamos que la fantasía colectiva y falaz acerca de la plenitud de la intersexualidad atraviesa toda la obra y no representa más que los lugares comunes donde se dibujan los “monstruos” asociados a las sexualidades no normativas. Pero el texto y la puesta habilitan otras lecturas, más disruptivas y embriagadoras: la de la plasticidad del cuerpo, la des-generización de quienes los portan, la latente posibilidad de performar (y también per-formatear) todxs aquellxs que queramos ser y nadie a la vez.

Hedwig llora en sus primeras canciones la encerrona en la que la versión cientificista del modernismo deja a los cuerpos. Maniatad__ por la anatomía, su vida, sus sueños y aún su posibilidad de transitar de un país a otro se ven coartadas “todo por un pedacito de piel” (la inquietante “angry inch”). Ese pedacito de piel, o algún otro -porque estas prohibiciones no son exclusivas de los cuerpos que desafiaron a su código genético; sin ir más lejos aquellos que tienen útero también se ven atrapados por la “naturaleza” y todavía obligados a parir cuando NO lo desean, solo por tener un órgano específico. Pero Hedwig habla con su voz y para quienes quieran escuchar, y logra plasmar esta tiranía sobre los cuerpos desobedientes con una claridad contundente.

La obra transita todos las sensaciones posibles: la tristeza, el desconsuelo, la desolación, la ironía y el humor, por ejemplo cuando la cantante punk, describe la carga extra que significa haber elegido ser mariposa en un mundo de gusanos*: “me separé, me quedé sola, sin un peso, en un país lejano y además MUJER!” enfatiza señalando su entrepierna, el lugar por excelencia de los genitales del capitalismo

Sobre la obra:

La puesta es discreta, con una muy banda de rock, estenografía sin estridencias y de fondo, asomando a través de una ventana multimedia astillada, quizás uno de los hallazgos de la puesta, los dibujos que Hedwig hacía en su infancia (entonces, como Hansel) sirven para ponen en contexto aquellos cuerpos desordenados, sórdidos y de a ratos monstruosos. Quizás funcionan como prevención contra la homofobia y el asco de algunos espectadores que equivocadamente circulen por las butacas del Metropolitan II

y también como aliento para irse del teatro pensando que jugar las fantasías en el campo de lo real no es tan imposible.

El sonido, al menos en la función del sábado 2 de febrero, tuvo bastantes y casi imperdonables fallas, pero Germán Tripel pone todo al asador. La larga espera antes de dar sala (más de una hora) se deja pasar porque compensa la buena onda del equipo.

HEDWIG AND THE ANGRY INCH es una gran apuesta de la productora losfeliz un grupo que evidentemente apuesta a desorganizar. No solo los discursos sino la cartelera porteña. ¡Les deseamos todo el éxito!

* La hermosa frase “ser mariposa en un mundo de gusanos capitalistas” es de Lohana Berkins, compañera y activista travesti –o como ella quiera llamarse ahora-, fundadora de Alitt (Asociación de Lucha por la Identidad Travesti-Transexual) y de la Cooperativa Nadia Echazú, entre tantas cosas y tantos años de activismo por los derechos humanos.

Lugar: Metropolitan 2 (Av. Corrientes 1343 – Tel: 5277-0500)

Horario: Viernes 23.30hs y sábados 00.30hs

Precio de las localidades: Desde $ 30.